Breaking News
Home / Cigarrillo / 5 Métodos para dejar de fumar muy eficaces

5 Métodos para dejar de fumar muy eficaces

La adicción a los cigarrillos es uno de los hábitos más nocivos practicados por los seres humanos, esto se presenta en todos los grupos de edades, desde niños hasta a adultos mayores y aunque casi nunca se manifiestan efectos agudos por su consumo, la verdad es que al fumar, se asocia una gran morbimortalidad a largo plazo, por eso hoy te traigo algunos métodos para dejar de fumar si estás en un momento de tu vida en el cual quieres abandonar este vicio.

Métodos para dejar de fumar

Si quieres saber acerca de las consecuencias bucales de fumar, pincha aquí. 

El tiempo que se tiene fumando y la cantidad de cigarrillos que se consumen al día están directamente relacionados con el daño a largo plazo, es decir, que una persona que tiene 20 años fumándose una cajetilla de cigarrillos diaria tendrá un mayor daño que una que sólo se fume dos cigarrillos al día y que lleve haciéndolo 10 años.

Para conocer una de las principales consecuencias de fumar a largo plazo, te recomiendo leer: Síndromes coronarios. 

persona fumando

El cigarrillo es una de las drogas legales junto con el alcohol que más se consumen y cada día se hace a partir de edades más tempranas de la vida, lo que implica que mucha población joven tengan enfermedades malignas asociadas con el consumo, este inicio temprano puede verse favorecido por los grupos sociales en donde se desenvuelve el niño o adolescente y otro de los factores que se asocian con el fumar son el estrés constante y situaciones insostenibles, ya que las personas que fuman refieren un alivio del estrés al hacerlo.

Métodos para dejar de fumar:

Te traigo algunos métodos para dejar de fumar que son realmente útiles y efectivos, menciono que son métodos porque para abandonar el hábito de fumar no resulta necesario seguir una serie de pasos, solo puedes optar por alguna de las alternativas que describiré a continuación.

1.- Fuerza de voluntad:

  • Aunque pueda sonar insulso, la fuerza de voluntad es uno de los métodos para dejar de fumar más útiles, ya que para que la persona deje de fumar, realmente tiene que querer hacerlo, además de que debe tener en cuenta que está abandonando una adicción que puede que lleve muchos años practicando.
  • Muchas veces, el deseo de dejar de fumar se ve catapultado al observar las experiencias desfavorecedoras de otras personas que fuman o incluso por motivos personales, como el diagnóstico de una enfermedad que precisa que se abandone el hábito para que el tratamiento pueda tener efecto o por un embarazo inesperado.

Si quieres saber por qué no debes fumar durante el embarazo, pincha aquí. 

  • No es recomendable que se deje de fumar de un solo golpe, en cambio, puedes intentar abandonar el hábito de forma progresiva, es decir, si al día fumabas una cajetilla de 20 cigarrillos, entonces reduce el consumo a 15 en un día, al otro a 10, al siguiente a 5 y luego poco a poco cada día reduce sólo un cigarrillo.
  • Este método es útil porque el abandono no se produce de repente y el organismo de la persona puede adaptarse a la ausencia de nicotina de forma paulatina y no a una ausencia total y repentina, lo que puede originar efectos secundarios que harán que quieras volver a fumar.

2.- Libros de autoayuda:

  • Estos métodos para dejar de fumar se enfocan en la lectura como un medio para dar a entender que el hábito de fumar es realmente nocivo para las personas, no solo las que fuman sino también para los fumadores pasivos (personas expuestas al humo de cigarrillo de una persona que fuma), los cuales resultan severamente afectados.
  • Normalmente, los libros se encargan de resaltar los aspectos negativos de fumar y refuerzan los aspectos positivos de dejar de hacerlo.
  • Muchas personas siguiendo los consejos de estos libros pueden dejar de fumar, ya que varias de las personas que practican dicho hábito, no conocen con claridad las implicaciones de sus actos.
  • Además, estos libros brindan consejos acerca de cómo lidiar con la ansiedad que queda luego de abandonar el vicio.

3.- Productos sustitutivos de nicotina para dejar de fumar:

Estos son productos comercializados que tienen una pequeña cantidad de nicotina, los cuales disminuyen los síntomas de abstinencia que se presentan al dejar de fumar. Entre estos productos están:

 Parches de nicotina:

parches de nicotina

  • Es recomendable que este producto haya sido indicado por un facultativo y que no se adquiera por cuenta propia, ya que así puede estar monitoreada la evolución de la persona que desea dejar de fumar.
  • Estos parches deben colocarse directamente en la piel, una vez al día y preferiblemente a la misma hora; la duración de esta terapéutica será decidida por el médico, además de que no debe cambiarse la dosis indicada.
  • El parche no debe colocarse en áreas irritadas o lesionadas de la piel, en cambio, debe colocarse sobre una superficie limpia, seca y que no tenga vellos, como en la porción superior del tórax, la cadera o los brazos; cada vez que se utilice un nuevo parche, debe colocarse en un lugar diferente al anterior para poder evitar la irritación.
  • Es importante que durante ese tratamiento no consumas cigarrillos porque podrías provocar una sobredosis de nicotina, sólo necesitas llevar las cosas con calma y saber que el parche te está aportando una dosis diaria de nicotina para que no se presenten síntomas de abstinencia.
  • Normalmente, dos semanas luego de comenzar con el tratamiento, se reduce la dosis de los parches y así progresivamente hasta que su uso no sea necesario.
  • En el caso de que se te olvide colocarte un parche, es decir, que hayas olvidado una dosis, entonces ponla inmediatamente al recordarlo, pero si la nueva dosis está muy próxima entonces no lo hagas, además nunca coloques dos parches por haber olvidado una dosis.
  • Con estos parches casi nunca se presentan efectos adversos, pero si pueden manifestarse: mareos, diarrea, cefalea o inflamación en el área en donde se coloca el parche, debes avisarle a tu médico. Resultará necesario acudir a un servicio de emergencias si presentas: convulsión, disnea, alteración de la frecuencia cardíaca o urticaria.

Chicles de nicotina:

  • Estos son otros de los métodos para dejar de fumar sustitutivos de nicotina, pero es necesario que esta se use en conjunto con otro método para dejar el hábito, como son los grupos de apoyo. Al igual que los parches de nicotina disminuyen los síntomas de abstinencia, pero a su vez funcionan como un sustituto oral del cigarrillo.
  • El chicle debe usarse a la hora en la que se consume el primer cigarrillo del día, siendo al inicio del tratamiento necesario que se mastique uno cada dos horas, luego estos intervalos se van haciendo más separados, es importante tener en cuenta que el chicle no debe tragarse.
  • Se debe evitar el consumo de cualquier alimento y bebida 15 minutos antes y después de masticar el chicle; cuando introduces el chicle en tu boca debes masticarlo hasta que sientas el sabor de la nicotina, luego lo dejas entre tu mejilla y encía durante un minuto aproximadamente y luego pasas a masticarlo, esto debes hacerlo durante 30 minutos.
  • El tratamiento con este sustituto no debe durar más de 12 semanas y no debes masticar más de 24 chicles al día, además de que no debes usarlos en combinación con otros productos que tengan nicotina.
  • Entre los efectos adversos que podrían presentarse están: vómitos, diarrea, debilidad, disnea, aftas en la boca, mareos y náuseas; si presentas alguno de ellos, consulta con tu médico.

4.- Metodo para dejar el cigarrillo usando Vareniclina:

  • Este es un fármaco que se conoce con el nombre comercial de Champix y está comprobado que es uno de los métodos para dejar de fumar más efectivos, sin embargo, los efectos del medicamento varían de una persona a otra.
  •  A pesar de que en muchos países se puede comprar libremente ya que no se necesita de receta médica, es mejor que primero se consulte con un médico para comenzar con el tratamiento.
  • El efecto que produce la Vareniclina es la de suprimir la sensación de placer cuando la persona fuma, por lo que cuando la persona lo hace ya no tendrá la misma sensación y perderá el interés en el hábito.
  • Una desventaja de este fármaco es que no suprime los efectos que se presentan al dejar de fumar, solo los disminuye; por lo que la persona comenzará a manifestar episodios de ansiedad y cambios de humor.
  • Vienen dos cajas para el tratamiento del abandono del cigarrillo, la primera es llamada “Inicio” y la segunda “Continuación”. Muchas personas al tomar la primera caja, dejan el hábito mientras que en otras resulta necesario cumplir el tratamiento al completo; un punto importante es que la persona realmente debe desear dejar de fumar, ya que por el contrario, las pastillas no tendrán el efecto esperado.
  • Su consumo debe realizarse con precaución en vista de los efectos adversos que se asocian con él, siendo los más importantes los psiquiátricos, que incluyen: insomnio, ideaciones suicidas, irritabilidad, mala coordinación física, somnolencia, alucinaciones, reacciones paranoides, entre otros.
  • Por lo que en pacientes que tiene antecedentes psiquiátricos, está contraindicado el uso de estos métodos para dejar de fumar.

5.- Metodo de la Hipnosis:

  •  A pesar de que este es un método poco convencional, ha demostrado ser eficaz en algunos pacientes.
  • Consiste en la hipnosis que mayormente es colectiva, en donde se les indica a las personas involucradas que el hábito de fumar es negativo y que deben dejar de hacerlo, teniendo un efecto inmediato en muchas de las personas que optan por este método.
  • En comparación con otros métodos, este es bastante costoso y en algunos casos serán necesarias varias sesiones, además de que debe ser ejecutada por un profesional capacitado para hacerlo y no por cualquier persona que diga que puede hacerlo.

A pesar de que todos los métodos para dejar de fumar previamente descritos resultan eficaces, si la persona no tiene un deseo de dejar de hacerlo, ninguno de ellos tendrá resultados satisfactorios, es por esto que uno de los factores involucrados para dejar de fumar es fijarte una meta del por qué quieres hacerlo, además de establecer una fecha límite para abandonar por completo el hábito.

Después de que dejes de fumar, es importante que si no estabas en control con un médico, busques asesoría porque muchas personas que abandonan el hábito, al no saber  controlar la ansiedad adecuadamente, tienden a engordar y pasan de ser fumadores a pacientes obesos, otro consejo es que te apoyes en otras personas que también hayan dejado de fumar y que entiendan por lo que estás pasando.

About Virginia Perez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *