Breaking News
Home / Uncategorized / Tipos de adicciones: Químicas o Conductuales

Tipos de adicciones: Químicas o Conductuales

Una adicción es la dependencia que desarrolla una persona hacia una sustancia o una conducta, la cual no puede superar; por lo que de acuerdo con esta definición, existen dos tipos de adicciones.

Es necesario reconocer los tipos de adicciones para poder decidir de qué manera se va actuar con una persona adicta, pero se debe tener en cuenta que las adicciones no son exclusivas, es decir, una persona puede ser adicta a una sustancia pero a su vez tener adicción por una conducta.

Cuando se habla de adicción, la creencia popular es que la persona es adicta a una droga, pero la verdad es que esto no es así; una persona puede ser adicta a situaciones e incluso emociones y esto es lo que se describirá en esta oportunidad.

Tipos de adicciones

Tipos de adicciones:

Como ya se dijo anteriormente, existen dos tipos de adicciones, las cuales se clasifican de la siguiente manera:

Adicciones químicas:

Hay muchos tipos de adicciones químicas, pero las mas comunes en la actualidad son las siguientes:

  • Adicción a la marihuana.
  • Adicción al tabaco.
  • Adicción a la cocaína.
  • Adicción al alcohol.

Adicciones conductuales:

  • Adicción al internet (ciberadicción).
  • Adicción al juego (ludopatía).
  • Adicción al teléfono.
  • Adicción al sexo.
  • Adicción a la religión.
  • Adicción a las sectas.
  • Adicción al trabajo.
  • Cleptomanía.
  • Mitomanía.
  • Adicción a las relaciones.

Adicciones químicas:

También conocidas como adicciones a sustancias, son la que involucran el consumo de una sustancia por cualquier vía de administración, la cual llega al torrente sanguíneo y produce cambios, que al final llevan a la adicción. A continuación serán descritas las adicciones química más comunes:

1.- Adicción a la marihuana:

Como es bien conocido, la marihuana es una droga que en algunos países es legal, sin embargo, en otros no; pero aun así, se sabe que la adicción a ella, ocasiona grandes efectos indeseables en el organismo.

Efectos de su consumo:

El efecto general que produce el consumo de marihuana es la depresión del sistema nervioso central; entre los efectos producidos por su consumo están:

Efectos físicos:

  • Cefalea.
  • Nauseas.
  • Sequedad de la boca.
  • Somnolencia.
  • Analgesia moderada.
  • Taquicardia.
  • Sudoración.
  • Aumento del apetito.
  • Conjuntiva eritematosa.
  • Alteración de la coordinación.

Efectos psicológicos:

  • Relajación.
  • Cambios sensoriales y perceptivos.
  • Sensación de euforia.
  • Deshinbición.
  • Alucinaciones cuando se consumen grandes cantidades.

Consecuencias del consumo:

  • Las personas con estos tipos de adicciones, tienden a tener problemas en el ámbito profesional en vista de que aumentan las faltas al trabajo, hay disminución de la capacidad de atención y en algunas ocasiones se presentan problemas con la autoridad.
  • Cuando un adolescente consumen marihuana, disminuye su capacidad d aprendizaje por lo que hay alteración del rendimiento escolar.
  • Otra consecuencia resaltante es el distanciamiento de la familia y amistades que refuerzan aspectos positivos, debido a la indiferencia generada por el consumo.

2.- Adicción al tabaco:

Estos tipos de adicciones son unas de las mas frecuentes, principalmente debido al hecho de que los cigarrillos pueden ser adquiridos con facilidad y son drogas legales.

Efectos del tabaco:

Para saber acerca de las repercusiones bucales de fumar, pincha aquí. 

Al consumo de cigarrillos se asocian múltiples efectos adversos, la mayoría de ellos se presentan a largo plazo, como:

  • El fumar durante varios años, incrementa el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer, como son el pulmonar, del aparato urinario, de la laringe o de órganos digestivos.
  • Predispone al fumador a padece de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, ya sea de tipo bronquitis crónica o enfisema pulmonar.
  • Es el principal factor de riesgo asociado a la arterioesclerosis, aumentando el riesgo de eventos isquémicos.
  • Agrava la hipertensión arterial pre existente.
  • Hay mayor riesgo de trombosis venosa profunda en vista del daño endotelial que ocasionan y a la agregación plaquetaria.

Si quieres dejar de fumar, te recomiendo leer: Métodos para dejar de fumar.

3.- Adicción a la Cocaína:

Esta es una de las drogas ilícitas que se relacionan frecuentemente con la adicción; algo característico de la cocaína es que la persona que la consume presenta adicción física. La cocaína puede ser consumida por varias vías, siendo las mismas:

  • Inhalada.
  • Fumada, de esta forma es conocida como crack.
  • Intravenosa.

Efectos:

Físicos:

  • Taquicardia.
  • Ojos vidriosos.
  • Vómitos precedidos de nauseas.
  • Irritación nasal o epistaxis.
  • Midriasis.
  • Tos crónica.

Psíquicos:

  • Pérdida del sueño.
  • Pérdida de la libido.
  • Euforia.
  • Deterioro progresivo de la capacidad de aprendizaje.

Cambios conductuales:

  • Sentimientos paranoicos.
  • Grandiosidad.
  • Agitación psicomotriz.

Patrones de consumo:

Estos tipos de adicciones tienes distintos patrones de consumo, entre los cuales están:

  • Uso recreativo: Este es el tipo de consumo que se observa con mas frecuencia en adolescentes, especialmente en reuniones o fiestas; algunas veces se consume para poder ser aceptados por un determinado grupo social.
  • Uso experimental: Este patrón se observa en aquellas personas que buscan experimentar nuevas sensaciones o en personas poli toxicómanas que buscan nuevos efectos.
  • Patrón circunstancial: Este es el consumo que se produce solo en situaciones especiales, como es el caso de los artistas que la consumen para obtener inspiración para la creación de obras.
  • Uso intensivo: Este es el consumo que se presenta a diario y se observa con mayor frecuencia en aquellas personas que consumen la cocaína por vía nasal.
  • Consumo compulsivo: Las personas con este patrón son las adictas a la sustancia, que no pueden controlar la cantidad ni la frecuencia con la cual consumen, además de que la cocaína ya ha ocasionado efectos adversos orgánicos.

4.- Adicción al alcohol:

La adicción al alcohol es uno de los tipos de adicciones que se presentan con mas frecuencia, siendo las bebidas que mas se consumen el vino y la cerveza. Los pacientes alcohólicos o con alcoholismo, sufren un gran número de efectos adversos sobre su organismo.

Para saber más acerca de los efectos del alcohol sobre el organismo, pincha aquí.

En pacientes con alcoholismo, siempre es importante identificar el tipo de bebedor que es, porque cada uno de ellos tiene características diferentes, siendo algunas veces, innecesaria una terapia de rehabilitación.

Adicciones conductuales:

Estos son los tipos de adicciones, en donde la persona adopta conductas que son capaces de producir cambios a nivel cerebral, alterando así la función del mismo.

1.- Adicción al internet:

También conocida como ciberadicción, esos tipos de adicciones son cada vez más frecuentes, predominantes sobre todo en adolescentes. A pesar de que los servicios por internet brindan muchas ventajas y sacian la curiosidad de las personas, no quiere decir que todos desarrollen adicción.

Tipos de desórdenes:

  • Compulsión por actividades en línea.
  • Adicción al cyber-sexo.
  • Adicción a los cyber-romance.
  • Adicción a la computadora.

El primer tipo se refiere a aquellas personas que desarrollan compulsión por las compras en línea, las subastas o los juegos de azar. Los otros tipos también forman parte del síndrome de ciberadicción.

Características:

Las personas con adicción al internet, presentan:

  • Abandono de actividades cotidianas o sacrificio de las horas de sueño para permanecer conectados.
  • Bajo rendimiento escolar y/o laboral, dependiendo de cada caso; esto se debe al cansancio que experimentan por no haber dormido correctamente.
  • Algunas veces, incluso se abandona la alimentación, para no estar sin conexión.
  • Abandono de la vida familiar y social.
  • Deterioro a nivel higiénico.

2.- Adicción al juego:

Esta adicción se conoce comúnmente con el nombre de ludopatía y se caracteriza por la conducta descontrolada que adquieren unas personas en relación con los juegos de azar. A medida que pasa el tiempo, la persona afectada va a ir invirtiendo mayor cantidad de tiempo y dinero en estas actividades, trayendo como resultado que para ella sea imposible vivir sin jugar.

Ludopatía

Hay personas que esporádicamente se divierten jugando juegos de azar con el pensamiento de que su vida puede cambiar con un golpe de suerte, pero esto pasa a ser patológico cuando la persona experimenta sufrimiento y descontrol, perdiendo así su libertad de decisión.

Clasificación:

Estos tipos de adicciones se clasifican en:

Según los juegos:

  • Juegos de competición.
  • Juegos de azar: Estos son los que se relaciona con la ludopatía y dentro de ellos, se distinguen cuatro categorías: Por su licitud (lícitos e ilícitos), por su administración (públicos y privados), según el contenido (cartas, bingo, loterías, máquinas tragamonedas y apuestas deportivas) y según el poder adictivo (poco adictivos y muy adictivos).
  • Juegos de riesgo.
  • Juegos de reglas.

Según el jugador:

Esta clasificación se relaciona con el potencial adictivo:

  • Altamente adictivos: Son los jugadores que apuestan por resultados obtenidos a corto plazo.
  • Escasamente adictivos: En cambio, estos jugadores apuestan por resultados a largo plazo, por lo que son más sosegados y pierden el control con menos frecuencia.

Características:

Las personas con estos tipos de adicciones, manifiestan:

  • Una obsesión continúa por jugar y apostar, para de esta manera obtener más dinero y seguir jugando.
  • Estas personas pierden la noción del tiempo, por lo que pasan más tiempo jugando que lo que tenían previsto, además de que invierten mayor cantidad de dinero que la planeada en un inicio.
  • Experimentan la necesidad de incrementar la frecuencia o la cantidad de la apuesta para poder conseguir la satisfacción que desean.
  • Cuando no pueden jugar, se muestran irritables o inquietos.
  • En vista de que pierden constantemente dinero, regresan a apostar con el fin de recuperarlo.
  • Deja de realizar otras actividades para no pasar tiempo sin jugar.
  • Se utiliza al juego como una forma de escape a los problemas.
  • Mienten a su círculo social acerca del problema que tienen para controlar el juego.
  • Para poder gastar el dinero en el juego, algunas veces se recurre a actos ilegales para poder obtenerlo.

3.- Adicción al teléfono:

El teléfono es uno de los aparatos electrónicos más usados en la época actual por personas de todas las edades, desde niños hasta a adultos mayores, aporta muchas ventajas y facilita algunas actividades que deben realizar trabajadores, especialmente, administradores y empresarios; pero a pesar de esto, hay algunas personas que desarrollan adición.

Adicción al teléfono

La adicción se refiere al fracaso crónico de una persona en resistir el impulso de realizar llamadas telefónicas, llevando a que las cuentas de la línea telefónica sean elevadas, que se abandone la realización de otras actividades y que se afecten las relaciones interpersonales.

Factores causales:

Hay algunos factores que se han asociado al uso compulsivo del teléfono, como:

  • Soledad.
  • Necesidad de estar en contacto continúo con las personas.
  • Baja autoestima.
  • Inseguridad.
  • Habilidades sociales pobres.

Efectos:

Se ha comprobado que la adicción al teléfono produce efectos tanto psicológicos como emocionales, similares a los que se producen con el uso de sustancias; como son:

  • Agresividad.
  • Mal humor.
  • Abandono del entorno social.
  • Aislamiento.

Características:

Algunas de las características que se presentan en estos tipos de adicciones son:

  • Facturación del teléfono excesivamente alta.
  • Aumento del nivel de estrés y de ansiedad.
  • Bajo rendimiento escolar y/o laboral.

4.- Adicción al sexo:

Algunas personas pueden desarrollar adicción al sexo, la cual se puede presentar de distintas formas, que incluyen el uso de pornografía, relaciones sexuales repetidas o masturbación; los casos de adicción de este tipo se han asociado con violación y asesinatos.

A lo largo de la vida, las personas experimentan grandes deseos sexuales, pero esto no significa que sean adictas al sexo, ya que debe existir una compulsión por los actos sexuales para considerarse como tal además de que no se pueden controlar dichos impulsos.

Características:

  • Lo primero que siente la persona al despertarse es la necesidad de observar escenas sexuales, ya sea en revistas, periódicos u otros medios de comunicación.
  • Se avergüenza de su comportamiento.
  • Luego de practicar relaciones sexuales, se aleja de su compañero.
  • El sexo funciona como una vía de escape para problemas y para disminuir la ansiedad.
  • Se ven afectadas las relaciones sociales, laborales y familiares debido a la búsqueda constante de sexo.
  • Utilizan distintos medios para obtener placer sexual en lugar de buscarlo en su pareja.
  • En vista de la obsesión por el sexo, se pierden otros aspectos de su vida.
  • Se sienten vacíos a pesar de practicar actos sexuales constantemente.
  • No frenan la adicción a pesar de que otra persona les esté ofreciendo amor y compañía.

Consecuencias:

  • Infelicidad.
  • Ansiedad.
  • Confusión.
  • Rechazo por sí mismo.
  • Pérdida del equilibrio entre el deseo, sus emociones y sus necesidades.

5.- Adición a la religión:

  • Estos tipos de adicciones son aquellos en donde una persona desarrolla obsesión por una determinada religión, siendo las más frecuentes: la cristiana, el falso judaísmo, el falso mesiánico, entre otras.
  • La mayoría de las personas que sufren de estas adicciones utiliza la religión como un refugio para tapar sus problemas y fallas, lo que habla de una muy baja autoestima y de poca capacidad de afrontamiento.
  • Estas personas suelen llamarse extremistas y se diferencian de las personas que verdaderamente practican una religión, porque se “educan” por su propia cuenta y además utilizan el pretexto de la religión para justificar sus acciones.
  • Para estas personas, la religión da una falsa sensación de satisfacción, además de que ellos son incapaces de admitir que desde que comenzaron con la nueva religión, ninguno de sus problemas se ha solucionado, siendo en algunos casos incluso más graves que en un inicio.

6.- Adicción a las sectas:

Es parecida a la adicción que se desarrolla por la religión, solo que en este sentido, las personas adictas a las sectas comúnmente son personas susceptibles, como:

  • Edad entre 20 y 30 años.
  • Nivel socioeconómico medio.
  • Insatisfechos con la sociedad actual.
  • Voluntad de cambio.

Las distintas sectas se valen de promesas vacías, pero que resultan muy atractivas para estas poblaciones susceptibles y una vez que se está dentro de una de ellas, es casi imposible poder salir y en general, todas se basan en tres fases esenciales para la adquisición de nuevos miembros:

  • La primera fase es la absorción: Los miembros de la secta se encargan de reclutar a novatos magnificando sus habilidades o incluso valiéndose de sus necesidades para presentarle a la secta como una solución a los problemas, además, no revelan los objetivos reales de la organización ni tampoco el compromiso que adquieren con los otros miembros.
  • La segunda fase es la conversión: Cuando el nuevo miembro ya ha aceptado ser partícipe de la secta, entonces comienza un proceso de conversión, en donde el objetivo es cambiar la forma de pensar y la personalidad de dicho miembro para que se adapte a las necesidades de la secta. El novato experimenta cambios de conducta, de su personalidad y de la percepción del mundo en general; en donde toma más importancia la devoción que sienten hacia la organización y el rechazo a todo lo que se oponga a la misma.
  • La última fase es la retención: Esta se presenta de forma progresiva, en donde a medida que pasa el tiempo, el compromiso es mayor y al querer abandonar la secta, se sienten culpables por una posible traición; algunos líderes utilizan el chantaje como un método efectivo para que los miembros no abandonen la secta.

7.- Adicción al trabajo:

A las personas con estos tipos de adicciones se les conoce como trabajólicas y se define como la realización excesiva de actividades laborales, en donde no hay un límite y por lo tanto existe descontrol, en donde la persona abandona otras actividades que realizaba previamente.

Características:

  • La necesidad de trabajar es psicológica.
  • La persona niega su problema.
  • Existe adicción al control y poder.
  • La vida social, la pareja y la familia quedan relegadas a un segundo plano.
  • En días libres o fines de semana, llevan trabajo a la casa.
  • Cuando no se encuentran trabajando, se muestran irritables e inquietos.

Tipos:

  • Complacientes: A diferencia de otros tipos de trabajólicos, estos tienen menos ambición, además de que se muestran más sociables, ya que la aprobación por parte de sus compañeros y sobre todo, de su jefe, es sumamente importante. A su vez, estos son más retraídos con respecto a su vida personal, por lo que callan sus problemas y están más predispuestos a sufrir un trastorno depresivo.
  • Controladores: Estos son independientes, por lo que no les importan llevarse bien con sus compañeros de trabajo, además de que son más ambiciosos y cuando fracasan, se muestran irritables.
  • Narcisista controlador: Estos son egocentristas y su personalidad se encuentra desequilibrada, por lo que en situaciones fuertes o de alta tensión, pueden manifestar fenómenos de despersonalización o desrealización.

8.- Cleptomanía:

Se refiere a un trastorno en el cual una persona no puede resistirse a robar objetos que tienen poco valor y que además no necesita, dichos objetos suelen ser pequeños y su desaparición puede pasar desapercibida.

Cleptomanía

Características:

  • El robo no aporta ningún beneficio personal.
  • El impulso de robar ocasiona incomodidad, ansiedad y excitación; por lo que para aliviar dichos malestares, ceden a la compulsión.
  • Cuando roban, se sienten aliviados y satisfechos.
  • Luego de haber cometido el robo, comienzan a manifestar remordimiento y culpa, acompañado de miedo a ser arrestados.
  • Los episodios se presentan de forma espontánea, es decir, no son premeditados.
  • Los objetos que se roban, no tienen ningún valor para el cleptómano.

Consecuencias:

A estos tipos de adicciones se asocian consecuencias del tipo financiero, legal y emocional; como las que se mencionan a continuación:

  • Detención.
  • Depresión.
  • Abuso de otras sustancias, como alcohol.
  • Aislamiento social.
  • Encarcelamiento.

9.- Mitomanía:

Se conoce como mitómano a la persona que tiene una compulsión por decir mentiras, ellos modifican su realidad con el fin de escapar de sus problemas, para así poder ser el centro de atención y a veces de admiración; pero llega un punto en donde esto se convierte en un círculo vicioso y terminan solos debido a sus constantes engaños.

Características:

  • Tienen tendencia a falsear la realidad, con acontecimientos de gran importancia.
  • Están en constante búsqueda de aceptación.
  • Buscan admiración por parte de sus interlocutores.
  • Experimentan constantemente miedo a ser descubiertos.
  • Pocas habilidades sociales.
  • Baja autoestima
  • A medida que pasa el tiempo, las mentiras son más grandes y frecuentes.
  • Se sienten aliviados cuando no se descubren sus mentiras.
  • Pensamientos recurrentes de querer mentir.

10.- Adicción a las relaciones:

En este tipo de adicción, se incluyen los siguientes desordenes:

  • Adicción al amor o al romance.
  • Codependencia.
  • Adicción a las relaciones disfuncionales.

Actualmente, este tipo de adicción es sumamente frecuente, pudiéndose presentar en cualquiera de sus formas y pesar de tener características en común, hay algunas particularidades para cada caso.

Características:

  • No existe una intimidad sana.
  • Incapacidad para poder mantener relaciones sanas con otras personas.
  • Obsesión por mantener el control de las relaciones.
  • Existe dificultad para la expresión de sentimientos y necesidades.
  • Aislamiento.
  • Deterioro físico, social y mental.
  • No es posible establecer límites saludables.

Como se describieron hay dos tipos de adicciones y es esencial determinar si una persona tiene verdaderamente un problema de adicción para decidir el camino a seguir, sobre todo diferenciando entre una de tipo química o una conductual, porque el abordaje terapéutico es distinto en ambos casos.

About Virginia Perez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *